Connect with us

Hi, what are you looking for?

Eliminatorias

En Uruguay, acusan arreglos en las Eliminatorias donde incluyen a Ecuador

El medio de prensa República de Uruguay ha publicado un extenso artículo donde denuncia posibles arreglos a lo largo de la historia de las Eliminatorias Sudamericanas, en la misma que se cita a Ecuador, que es sospechoso de haber tranzado un encuentro con Bolivia en el proceso de 2002, entre otros.

En el mismo reportaje, entre otros aspectos, cita el empate de las Eliminatorias 2002 entre uruguayos, que le dio la clasificación a la ‘Tricolor’, también se habría dado de mutuo acuerdo entre ambos seleccionados, ya que el resultado favorecía a ambos países.

A continuación la nota de La República:

El presidente de la Federación Ecuatoriana ha salido a jugar su partido contra Uruguay poniendo en duda la honestidad de los árbitros, recordando arbitrajes que perjudicaron a su selección en los dos últimos partidos contra la Celeste. Chiriboga reclama, y con razón, que en la 1ª rueda hubo un penal que cometió Muslera y Amarilla no pitó, y que en el 2009, en Quito, hubo penal de Lugano en la jugada previa al penal que le hacen a Cavani y que Forlán transformaría en gol.

Semanas atrás fue Markarian quien responsabilizó al árbitro Loustau y a Eugenio Figueredo tras la derrota de Perú ante Uruguay.

Los uruguayos también protestaron, por ejemplo, cuando Pittana no pitó (valga el juego de palabras) al menos dos penales (Lugano dijo que fueron cuatro) para la Celeste en el partido ante Chile en Santiago.

Aunque no lo admitan, está claro que todos los que protestan están poniendo en duda la honestidad de los árbitros.

En esta y anteriores ediciones de la Eliminatoria también se han manejado presuntos arreglos de partidos, sobornos o incentivos, jueces comprados etc.

La guerra de guerrillas que es la Eliminatoria involucró a jugadores, dirigentes y periodistas en dos presuntos intentos de soborno. Una de las denuncias surgió desde nuestro país, y la otra bomba la detonó nada menos que el presidente de la Federación Ecuatoriana.

Para llegar a España´82 la Celeste debía ganarle a Perú en Lima. El diario El Día denunció en aquel momento un presunto arreglo, o intento al menos, del partido, situación que jamás llegaría a aclararse. Involucrado en los rumores como destinatario de la propuesta delictiva estaba Ramón Quiroga, el arquero de Perú, protagonista del sospechado 0-6 ante Argentina en el Mundial 1978, fresco en aquel entonces pues apenas habían transcurrido tres años. En el presunto intento de soborno de Uruguay a Perú en 1981 intervino el Ministerio del Interior y, tras la eliminación del Mundial, periodistas, dirigentes y jugadores declararon en Jefatura.

Todo quedó archivado y en el olvido.

Cuatro años más tarde Uruguay debía ganar los dos partidos que le restaban en la Eliminatoria para clasificar a México´86, ante Ecuador en Quito y Chile en Montevideo. Previo al encuentro en la altura, Carlos Coello, presidente de la Federación Ecuatoriana, declaró que Uruguay había sobornado con 30.000 dólares a la terna paraguaya que dirigiría el partido. Esta vez no tomó cartas la Policía, aunque a juzgar por lo visto durante los 90’, que ganó Uruguay 2-0, no quedó la sensación que el árbitro Francisco Escobar estuviera “tocado”.

Valijas rumbo a Lima

Rumbo a Sudáfrica 2010 hubo sospechas de todo tipo. La primera bomba explotó después de que Uruguay perdiera en Lima ante los peruanos que llegaban tras seis derrotas consecutivas y ya eliminados. El equipo de Tabárez, más que favorito era ganador seguro, pero ganó Perú. Horas más tarde empezaron a salir informaciones cablegráficas indicando que los peruanos habían recibido un incentivo para que le jugaran con ganas a los uruguayos. Colombia y Argentina, que disputaban la clasificación con Uruguay, fueron acusadas. Se informó que desde Colombia salió una valija con 120 mil dólares y que otro maletín se había prometido desde Buenos Aires. Según una fuente cercana a la selección peruana, “emisarios argentinos se reunieron en España con algunos representantes de la blanquirroja y ofrecieron 120 mil dólares para que derroten a los celestes”; el técnico Del Solar se habría quedado con 20.000 y los otros 100.000 habrían sido repartidos entre los jugadores

Los futbolistas de Perú negaron haber recibido dinero y desde Colombia el presidente de la Federación descartó tal procedimiento, aduciendo que se trataban de versiones periodísticas infundadas.

Asimismo, a las pocas semanas, el semanario peruano El Bocón señaló que uruguayos y colombianos ofrecieron US$ 200 mil de incentivo a Perú para que derrotara a Argentina en la penúltima fecha.

¿Bolivia se dejó ganar?

En esos días, otro partido generó suspicacias de todo tipo. Bolivia, ya eliminada, recibió en La Paz a Ecuador, que necesitaba los puntos. Desde antes del partido se rumoreó que los bolivianos no opondrían demasiada resistencia y facilitarían el triunfo a los ecuatorianos, y a juzgar por lo que se vio, las sospechas tienen su fundamento. Ecuador ganó con comodidad, como también lo había hecho en las dos Eliminatorias anteriores, cuando se enfrentaron en similares condiciones. En la antepenúltima fecha hacia el Mundial 2002, los ecuatorianos necesitaban los puntos y una buena diferencia de goles para estar a resguardo. ¿Cómo salió el partido? Ecuador ganó 5-1 a Bolivia, en Bolivia. Semanas antes, la Federación de Ecuador había prestado dinero a la de Bolivia que no tenía fondos ni siquiera para pagar a la agencia de viajes, para disputar un partido en el exterior. ¿Bolivia le habrá devuelto ese favor económico regalándole aquellos puntos? Siempre quedará la duda.

¿Compraron al juez?
Los 80 mil dólares a Collina

El rumor ganó la calle hace ya 12 años. Cuando en la Eliminatoria para el Mundial 2002 comenzaron a arbitrar europeos en las fechas decisivas, en uno de los partidos de Uruguay dirigió el italiano Pierluiggi Collina, considerado el mejor del mundo.

El “tano” cruzó el Atlántico para dirigir Uruguay-Colombia en el Centenario, en la antepenúltima fecha, cuando a los de Púa les servía un empate para mantenerse 4 puntos arriba de los colombianos y en las dos fechas finales asegurarse su lugar para el repechaje.

Se supo que en el entretiempo de aquel encuentro, Collina mandó a avisar al vestuario uruguayo que excluyeran a Federico Magallanes para el segundo tiempo, porque ya le había perdonado la vida y a la primera que se mandara no iba a tener más remedio que expulsarlo. El aviso del árbitro llegó hasta Púa quien no dudó un instante y sacó a Magallanes.

En aquel partido, Collina favoreció claramente a Uruguay pitándole un penal inexistente que supuestamente le cometió Mario Yepes a Montero.

Tiempo después, en el ambiente del fútbol todos comentaban que a Collina le habían entregado 80 mil dólares para que beneficiara a Uruguay pero, como casi siempre ocurre, jamás hubo pruebas. Simplemente rumores.

¿Habrá sido así?

A los dos les servía
Empate sospechoso de Uruguay en Quito

Varios son los casos de partidos que han terminado en empate, con la complacencia de ambos equipos. En la Eliminatoria 2002, ocurrió en la penúltima fecha cuando Uruguay visitó a Ecuador. Con el empate los ecuatorianos clasificaban y ese punto también les servía a los celestes para llegar con buena chance a la última fecha. Ganar en Quito parecía casi imposible, por eso los celestes se conformaban con un empate.

Empezó ganando Uruguay pero en el segundo tiempo cayó el empate ecuatoriano, y a los pocos minutos el partido se murió, nadie atacaba, todos tocaban la pelota para los costados y así llegaron al minuto 90. Según se rumoreó, la decisión de no agredirse fue arreglada entre Carlos Morales y el ecuatoriano Alex Aguinaga, que se conocían del fútbol mexicano.

En la siguiente Eliminatoria volvió a darse la misma situación y nuevamente hubo empate en Quito, aunque esta vez fue sin goles, y sin que se notara tanto.

Uruguay – Argentina en 2002
El pacto rioplatense

Varios son los casos de partidos que han terminado en empate, con la complacencia de ambos equipos. El más famoso de todos fue el de Uruguay y Argentina en la última fecha de la Eliminatoria 2002 en el Centenario. Nuestros vecinos ya clasificados, y nosotros necesitábamos el resultado para meternos en el repechaje. Con un triunfo clasificaba Uruguay, y con un empate también, salvo que Colombia le ganara a Paraguay de visitante por 5-0.

Hasta promediando el segundo tiempo todo fue normal. Estaban 1-1. En determinado momento Álvaro Recoba se acercó al banco de suplentes con el propósito de pedir agua. Mientras bebía preguntó: “¿Cómo van Colombia y Paraguay?”. La respuesta lo dejó helado: “Va ganando Colombia 4-0”, y si los colombianos hacían un gol más quedábamos afuera del Mundial. Apenas se enteró de ese sospechoso resultado, Recoba se acercó al “Pupi” Zanetti, el capitán de Argentina, con quien era compañero del Inter de Milán, y le comentó de la situación. Los jugadores comenzaron a hablar del tema dentro mismo del partido y coincidieron en que en Asunción el partido estaba arreglado. “Paraguay se vendió”, concluyeron. Los guaraníes ya estaban clasificados y no les iba nada en ese juego.

Fue entonces que los argentinos, con Verón como abanderado, comenzaron a jugar la pelota hacia los costados, y dejaron de atacar. El Centenario repleto se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo y comenzó a aplaudir la actitud de los argentinos. Igualmente, si Colombia hacía otro gol, Uruguay quedaba afuera con ese empate. Pero la solución estaba a la mano: el “Mono” Burgos, arquero de Argentina, sin ningún prejuicio declaró luego del partido que “en Paraguay había tongo para dejar afuera a Uruguay, así que si los colombianos hacían otro gol, yo me dejaba meter una pelota en el arco para que ganara Uruguay”.

Insólitamente nunca llegó el quinto gol de Colombia, que pese a ganar 4-0 de visitante, se quedó afuera del Mundial.

¿Otro tongo en Asunción?

También en el cierre de la Eliminatoria 2006 se dio un triunfo de Colombia en Paraguay cuando, otra vez, los guaraníes ya estaban clasificados y los colombianos necesitaban los tres puntos.

En este caso ganaron 1-0, pues no influía la diferencia de goles. A la misma hora que Colombia le ganaba sospechosamente a Paraguay, Uruguay derrotaba en el Centenario a Argentina. Esa vez no alcanzaba con un empate en el clásico rioplatense, y tampoco se dio que los argentinos tocaran para los costados ni que el público uruguayo aplaudiera. Esa noche se jugó a muerte, y si no, pregúntenle a Carlitos Tévez que se llevó varias patadas de los uruguayos.

Advertisement

You May Also Like

Curiosidades

Una auténtica conmoción se ha desatado entre muchos aficionados bilbaínos en los últimos días. Su whatsapp echa humo con un vídeo viral en el...

Internacionales

La integración de la tecnología dentro del fútbol ha llegado, pero también trae grandes polémicas consigo. La herramienta que se presentaba como una solución...

Curiosidades

La modelo de Playboy y presentadora de programa de TV online «Desnudando la Noticia», Daniella Chávez, se quitó la ropa dando noticias referentes al...

Internacionales

Sin lugar a duda, los primeros compases de LaLiga Santander han cumplido con las expectativas generadas entre los aficionados, ya que los resultados de...

Copyright © 2020 Futbolizados