Connect with us

Hi, what are you looking for?

Champions League

Con un histórico Cristiano Ronaldo, Real Madrid derrotó al Malmo

Cristiano trasladó a los libros de historia un partido que no pasaría de trámite funcionarial para un Real Madrid que mostró una versión gris e industrial en su visita a Suecia. El partido no quedaría más que como un apunte contable de no ser por la figura de Cristiano, que en el Swedbank Stadion de Malmö puso su nombre en lo más alto del ránking de goleadores históricos del Real Madrid. Al portugués se le podrán discutir muchas cosas, pero mientras el fútbol se mida en goles, Cristiano es, libra por libra, el jugador más rentable en la historia del club. Y como no hablamos de un club cualquiera, estamos en palabras mayores. Ha necesitado 400 partidos menos que Raúl para lograr más goles, y sigue superando, pese a sus intermitencias en este arranque de temporada, el promedio goleador del gran ‘Pancho’ Puskas. Seguramente su cosecha a nivel colectivo no está a la altura de su descomunal producción anotadora, pero ésa es otra historia, aunque también la haya escrito en buena parte Cristiano. En cualquier caso, 324 goles en 308 partidos son, con más o menos títulos, una auténtica burrada.

Cristiano salvó un partido que Rafa Benítez planteó con un ojo, o los dos, puestos en el derbi del domingo. Reservó a Marcelo y Modric, dos de sus intocables, y dio entrada a Arbeloa y Casemiro. El brasileño jugó de pivote, con las limitaciones creativas conocidas por todos. Kroos se situó por delante, pero al alemán se le ve falto de chispa física y, más preocupante en su caso, mental. Tampoco fue el día de Isco, que volvió a tocar de más. Sólo Benzema pareció inspirado, aunque esta vez el gol fue cosa de Cristiano.

Tan atascado estaba el Madrid que el gol llegó en una contra de un partido que dominó siempre, pero con escasa profundidad. El Malmö se destapó y entre Kovacic e Isco armaron la jugada que dejó a Cristiano sólo ante Wiland. Definió con frialdad su gol 323.

El gol apenas alteró el panorama. El Malmö evidenció todas sus carencias ofensivas (apenas media docena de centros al área que generaron un cabezazo, de Rosenberg, que pudo suponer el empate), aunque en defensa le bastó con agruparse atrás y mantener cierto orden para frenar a un Madrid falto de chispa, de luz. De alegría. Algo aclaró el panorama la entrada de Luka Modric (de largo, el mejor centrocampista del equipo) y Cheryshev y Lucas Vázquez. Los canteranos ocuparon las bandas y dieron cierta amplitud al ataque blanco, que casi siempre moría en el balcón del área.

Fue Lucas, precisamente, el que abrió la defensa sueca para asistir a Cristiano en el 0-2. Era el minuto 90 de un partido que avanzaba irremisiblemente hacia la mediocridad, pero Cristiano acertó a meter el pie, al más puro estilo Raúl, para superar la marca del anterior ‘7’ blanco. Y convirtió un trámite en un partido histórico para el club blanco. El partido en que Ronaldo se convirtió en estatua de sí mismo.

Fuente: Marca

Advertisement

You May Also Like

Internacionales

El pasado 1 de octubre se llevó a cabo en Suiza el sorteo de la fase de grupos de la UEFA Champions League. Los...

Internacionales

La integración de la tecnología dentro del fútbol ha llegado, pero también trae grandes polémicas consigo. La herramienta que se presentaba como una solución...

Curiosidades

Una auténtica conmoción se ha desatado entre muchos aficionados bilbaínos en los últimos días. Su whatsapp echa humo con un vídeo viral en el...

Internacionales

Aunque Leo Messi dijo que haría un esfuerzo en esta temporada 2020-21, Ronald Koeman tiene el reto de motivar al máximo a una estrella...

Copyright © 2020 Futbolizados